Contáctanos hoy.

Dinos como podemos ayudarte, estamos aqui para responder tus preguntas y asistirte con tus proyectos.

Nombre

Apellido

Teléfono

Correo

Estado

Solicitud

CotizaciónInformaciónServicioProveedorQuiero unirme al equipo

En caso de requerir cotización

Proyecto
ResidencialCorporativoGobiernoEducaciónHoteleríaSaludComercial

Tiempo estimado en el que piensa realizar su proyecto

Comentarios


Quiero recibir mas noticias.

Únete a nuestra lista y recibe más noticias acerca de la automatización, integración de audio y video, tecnología y tendencias.

Inteligencia Artificial: Más allá de los Robots

By February 8, 2017Noticias

AI-Analytics

Hace décadas que venimos soñando y anhelando (o temiendo) de los robots. La mayoría de nosotros los asocia con figuras humanoides que estarían a nuestro servicio y que ejecutarían difíciles y peligrosas labores. La ciencia ficción y el cine han contribuido a la fuerte idea de los robots como símbolo de guerra y conquista. En términos científicos, los robots son la representación tangible de la inteligencia artificial.

Pero hemos convivido con robots desde hace mucho tiempo y muchas veces ni siquiera lo notamos. El asunto es que inteligencia artificial también significa “Máquinas que aprenden”. No necesariamente tienen piernas o brazos, ni la cabeza simulando la nuestra, tampoco caminan. Se trata de máquinas (por llamarlas de algún modo) que al usar algoritmos aprenden y hacen predicciones basadas en datos. Recordemos que estamos ya insertados en la era del Big Data; la información como la posesión (o el activo) más importante para empresas e individuos.

La inteligencia artificial no reemplazará a los empleados, pero puede ser un detonador para los negocios y puede otorgar una ventaja competitiva.

inteligencia-artificialLas “máquinas de aprendizaje” (que en realidad son softwares) son excelentes como “analistas de sentimientos”. Suena raro, pero mucho tiene que ver con las emociones y el comportamiento del público ante determinadas situaciones. De hecho, estas máquinas ordenan y jerarquizan las opiniones públicas en datos que pueden generar estrategias de marketing.

Alexa, Siri, Cortana o Google Now son ejemplos de inteligencia artificial. Se trata de plataformas que con el tiempo van aprendiendo “tus” preferencias y comportamientos. De hecho entre más hables con estos asistentes personales, más rápido se acostumbran a tu voz, a tu entonación y por ende te entienden mejor, generando así resultados más certeros.

Las “máquinas de aprendizaje” y la inteligencia artificial permiten tomar decisiones más adecuadas basadas en el comportamiento de los consumidores y del análisis de datos. Si notarlo, la inteligencia artificial pronto empoderará los negocios y la vida personal.

Todos los negocios hacen búsquedas de productos y soluciones. Al emplear una máquina de aprendizaje la búsqueda filtra los resultados más aproximados al comportamiento del consumidor. Sin ir más lejos, Google utiliza Rankbrain para hacer que tus búsquedas correspondan de manera más certera. ¿Te has preguntado por qué Google casi siempre encuentras lo que buscas? Por que te conoce más de lo que te imaginas.

 

De la misma manera funciona Spotify, que entre más lo uses mejores recomendaciones musicales te hará, acorde a tu historial de canciones o a las palabras que has empleado en el buscador. Claro al principio se equivoca mucho, programando artistas que no quieres, pero su inteligencia artificial va aprendiendo y va escaneando tus gustos basado en algoritmos de comportamiento.

Las máquinas de aprendizaje pueden gestionar negocios a diversos niveles que pueden ir del mejoramiento de la captura de datos y análisis, mantenimiento predictivo y erradicando los correos basura, por ejemplo.

Trabajan a partir de algoritmos con muchísimos datos -buenos y malos ejemplos- para luego ejecutar un mapa de conexiones y patrones; se dice que tienden a funcionar hasta en un 80% de manera correcta, pues no hay que olvidar que el elemento humano no puede removerse de la ecuación. Pero aún así, el sistema puede hacer que tu empresa ahorre (o gane) dinero.

La inteligencia artificial incrementa el mantenimiento predictivo, lo que reduce el costo de problemas no planeados y asegura la continuidad de la operación. Para ellos se emplea una estrategia que involucra datos, contexto y analytics. Microsoft Azure Machine Learning es un gran ejemplo de mantenimiento predictivo.

Gmail por su parte es la máquina de aprendizaje ideal para erradicar el spam. Emplea algoritmos para saber si lo que recibes es basura o si es algo esperado. De hecho, gracias a su inteligencia artificial, hoy ofrece “Smart Reply”, donde sugiere tres respuestas muy acertadas de acuerdo al contenido del correo.

Hemos visto como la inteligencia artificial tiene mucho que ver con nuestra vida diaria y no con robots autómatas humanoides. Hoy día el Big Data y analytics permiten desarrollar un entorno de servicio que pueden generar dividendos a las pequeñas y medianas empresas. De eso se trata de la inteligencia artificial, de conocer a los consumidores y de personalizar al extremo las soluciones que realmente necesitan.

Leave a Reply