Contáctanos hoy.

Dinos como podemos ayudarte, estamos aqui para responder tus preguntas y asistirte con tus proyectos.

Nombre

Apellido

Teléfono

Correo

Estado

Solicitud

CotizaciónInformaciónServicioProveedorQuiero unirme al equipo

En caso de requerir cotización

Proyecto
ResidencialCorporativoGobiernoEducaciónHoteleríaSaludComercial

Tiempo estimado en el que piensa realizar su proyecto

Comentarios


Quiero recibir mas noticias.

Únete a nuestra lista y recibe más noticias acerca de la automatización, integración de audio y video, tecnología y tendencias.

6 Sueños de la Infancia: Tecnologías que nos Llegaron ya de Adultos

Space-Invaders

Quienes vivimos la infancia en la década de los setenta y mitad de los ochenta estuvimos marcados ampliamente por el pináculo de la tecnología analógica y el incipiente acopio de la era digital de aquel entonces, pero, vaya que el panorama ha cambiado en los últimos años ante el boom de la tecnología.

 

Fuimos niños acostumbrados a escuchar sobre la guerra fría y la inminente llegada de la tercera conflagración mundial. Se decía que bastaba para que Washington o Moscú oprimieran el botón rojo.

Soñábamos con ser Niki Lauda, Mario Andretti o Ayrton Senna tras el volante. Nuestra mayor aspiración profesional era ser astronauta (o cosmonauta) y viajar a la luna. No podríamos olvidar la desgracia del transbordador Challenger y fuimos testigos del eclipse total de Sol.

 

Jugábamos Pong y Asteroides, Space Invaders o PacMan en las “maquinitas” o “chispas” y después en el Atari 2600. Teníamos como ídolos a Cruyff, Beckenbauer, Borja, Cabinho, Hugo Sánchez, Zelada, Miguel Marín o Alfredo Tena. El fútbol se jugaba en las calles del barrio, a toda hora, con dos rocas como signos de portería. Algunos vivimos dos mundiales de este deporte en nuestro país.

Llegaron los primeros juguetes electrónicos como 2-XL, Fabuloso Fred o el primer GameBoy y pudimos escuchar música desarrollada por sintetizadores como Tangerine Dream, Gary Numan, Can o Kraftwerk.

Estos eran algunos de nuestros sueños tecnológicos más recurrentes:

1. Videojuegos en todo lugar. Fuimos la primera generación que tuvo acceso a los juegos de video y a las consolas caseras como Intellivision y a las primeras computadoras personales como las famosas Commodore. En nuestras pequeñas mentes anhelábamos poder jugar a toda hora sin depender de la televisión como monitor. Pronto las cables desaparecieron, los cartuchos fueron reduciendo su tamaño hasta prácticamente eliminarse. Hoy podemos jugar con o sin consolas, con y sin computadoras, nos basta un smartphone para desplegar las gráficas más poderosas y los juegos más alucinantes.

sony-original-walkman-tps-l2.02. El Walkman del futuro. Pocos imaginábamos que sucedería cuando se acabó la era analógica con nuestros amados casetes como últimos testigos de un mundo que ya no existe. También se fueron nuestros mixtapes. Llego el CD y con él, la avalancha de piratería. El internet sepultó los formatos físicos y abrió las oportunidades para compartir contenidos a diestra y siniestra; para bien y para mal. Llego el iPod y cambió todo, la revolución había comenzado. Hoy día ni siquiera necesitamos descargar música.

Los servicios de streaming como Spotify y sus compinches son responsables de tener 30 millones de canciones a nuestra disposición en nuestro iPhone o Android.

4. El cine en casa. El VHS (y antes el Betamax) fue el formato que democratizó nuestro acceso a las películas. Facilitó nuestra fantasía de poseer films en nuestra casa. El Laser disc resultó sólo un producto de nicho, así que los VHS fueron reyes entre 1976 y 1997, cuando llegó el DVD y cambió el mundo del entretenimiento. Y aunque antes ya habían sido desarrollados sistemas de sonido surround, el DVD catapultó el concepto de cine en casa y la llegada de receptores AV con procesamiento Dolby Digital de 5,6,7 y más canales. Hoy disfrutamos de servicios de streaming como Netflix, a nuestra disposición en tiempo, espacio y amplio catálogo. Ese sueño de niños de tener la magia del cine a tu alcance fue transformado en realidad.

4. Radio aficionados de onda corta. La llamada onda corta permite que los radio aficionados se comuniquen a largas distancias, su particular dispersión favorece la entrega de señales al otro lado del mundo. Cuando éramos niños era fascinante escuchar lenguajes exóticos, músicas alucinantes que atrapaban los oídos. Hoy día tenemos radio por Internet lo que nos permite escuchar estaciones de radio de todo el planeta desde nuestra computadora, tablet o smartphone.

azus zenbo5. Los robots. Crecimos viendo películas como Star Trek y Star Wars, de tal manera que ese juego de la ciencia espacial y virtual era nuestro referente. R2-D2 y C-3PO eran esos robots que se instalaron en nuestra memoria colectiva. Hoy día existen miles de robots, algunos pocos en forma humanoide y casi ninguno para “su venta masiva” (con las excepciones de Asus Zenbo y SoftBank Pepper). En cambio, los robots han cambiado la manufactura y la fabricación de cosas. Para nuestra casa hay robots en forma de aspiradora, cámaras robóticas y asistentes personales como Echo de Amazon que sin ser robots echan mano del concepto de Big Data e Inteligencia Artificial.

Coches-Voladores6. Coches voladores y coches autónomos. Esa idea de Los Jetsons de tener coches voladores todavía no llega, pero no hay duda que en menos de una década tendremos a nuestra disposición los primeros autos que realmente vuelan. Por el momento ya hay algunos prototipos como Kitty Hawk, proyecto respaldado por Larry Page, creador de Google, el AeroMobil, Terrafugia y algunas maravillas que ya son una realidad. En cuanto a coches sin conductor, casi todas las marcas de autos están participando en proyectos “piloto” (valga la paradoja), aunque el liderazgo al parecer lo llevan Tesla, Google y Uber; empresas que poco tienen que ver con la industria automotriz tradicional. Este será el sueño que veamos en breve.

 

Y tú ¿ Recuerdas esos sueños tecnológicos de la infancia que se han convertido en realidad?

Leave a Reply