Contáctanos hoy.

Dinos como podemos ayudarte, estamos aqui para responder tus preguntas y asistirte con tus proyectos.

Nombre

Apellido

Teléfono

Correo

Estado

Solicitud

CotizaciónInformaciónServicioProveedorQuiero unirme al equipo

En caso de requerir cotización

Proyecto
ResidencialCorporativoGobiernoEducaciónHoteleríaSaludComercial

Tiempo estimado en el que piensa realizar su proyecto

Comentarios

Quiero recibir mas noticias.

Únete a nuestra lista y recibe más noticias acerca de la automatización, integración de audio y video, tecnología y tendencias.

Los 13 errores más comunes en tu cine en casa y cómo evitarlos

Bowers-Wilkins-Cinema-1280x1280-1030x1030

Mucha gente vive ilusionada por hacerse de un cine en casa y sin embargo por falta de información técnica, por desatenciones o por falta de sentido común comete errores garrafales que dan a la traste con la experiencia emotiva que puede producir un verdadero y bien conformado cine en casa. He aquí una lista de las fallas más evidentes y cotidianas:


1. Comprar los componentes más baratos posibles. Si usted está comprando un receptor AV extremadamente barato (acorde al precio público, fácilmente conseguiste por la web) es probable que a) sea reparado b)  haya estado en casa de un cliente que no supo tratarlo o c) sea obsoleto. Pero además un componente barato no tendrá las entradas y salidas analógicas y digitales necesarias con protocolos actualizados (HDMI 2.0, HDCP 2.2, 4k HDR y más), por lo que tarde que temprano usted podría arrepentirse.

2. No considerar la inversión en cables y accesorios. Es otra cosa común, la gente hace un único gasto y no considera que necesitará cables de decente calidad, un acondicionador de línea AC, un control remoto universal (programado por un experto) o un renovado access point para conectar el sistema a Internet. Algunos aficionados lo dejan para después y otros simplemente nunca añaden estos valiosos equipos que pueden hacer una notable diferencia en una sala de TV agraciada.

16b72d768ebad4d9f894427e5b3d341b

3. No conectar a internet, todo lo que deba conectarse. Hoy día prácticamente todos los componentes de un cine en casa deben conectarse a la red. Preferiblemente o casi obligadamente de manera cableada por Ethernet: las Smart TV´s, los streamers como Google Chromecast, Apple TV o Roku, los lectores de Blu-ray, los receptores AV, incluso ciertas bocinas… Las conexiones a Internet sirven para resolver problemas, respetar el sistema, para obtener más y mejores contenidos o para tener los firmwares de actualización. Es así como es preciso considerar la compra de un switcher Gigabit Ethernet que debe ubicarse en el mueble del centro de entretenimiento.

4. No adquirir una póliza de servicio y mantenimiento. En el nivel básico, toda TV de 50 pulgadas y más debería adquirirse con una póliza de servicio. Las fallas por un pixel “quemado” son más comunes de lo que se piensa. Cuando eso sucede, el panel no tiene reparación hay que cambiarlo y eso cuesta una fortuna. Amén que muy pocas marcas cuentan con recolección o servicio a domicilio, si usted tiene un problema técnico con su TV y no tiene póliza de servicio o de garantía extendida, prepárese para sufrir. Cuando usted ha contratado una empresa profesional que haga los servicios de integración e instalación de todos los componentes, pague la póliza de servicio, le aseguramos que en largo plazo estará ahorrando mucho dinero.

5. Mala ubicación de la TV. La TV debería ir al centro de la habitación y los ojos de los espectadores sentados deberían ubicarse -en una línea horizontal imaginaria- entre el margen inferior y la mitad de la televisión. Desafortunadamente mucha gente coloca su TV prácticamente en el cielo lo que obliga a inclinar el cuello o establecer posiciones realmente incómodas en el sillón. No lo haga. A la larga se le puede dañar la nuca y hasta la columna.

6. Comprar un TV de 50 mil pesos y un sonido de 5 mil pesos. Esto lo vemos todos los días. La gente minimiza el impacto sonoro para lograr la verdadera experiencia de un cine en casa. Créanos, una “barrita de sonido” nunca se podrá comparar a un sistema de altavoces con amplificación sin reservas.

685hts

7. Mala iluminación. En este mismo sentido tendremos que cuidar que la ubicación de la TV no esté frente  a una gran ventana que no cuente con persianas o cortinas, incluso las ventanas laterales pueden provocar muchos problemas de reflexión. Sea las lámparas en la noche o el sol podrían reflejarse provocando molestias en los ojos y haciendo que perdamos parte de la acción en las escenas. Ojo, esto se magnifica en televisiones curvas.

 8. No calibrar la televisión. Puede que usted haya comprado la TV non-plus-ultra del mercado con las más fascinantes características posibles, pero si usted no ha hecho o no ha pagado a un profesional experto para que le haga una calibración de imagen, usted está desperdiciando gran parte del dinero de su inversión. De manera estándar, la imagen de las TV´s viene sobresaturada en color y contraste y con un montón de procesamiento que en vez de mejorar la imagen provoca que nos haga considerarla más falsa que el argumento de una telenovela mexicana. Déjese ayudar por un profesional o investigue mucho en internet, la palabra clave: calibración ISF.

9. Inadecuada ventilación. Meter componentes a un librero o a una mesa sin la adecuada ventilación sede traerle muchos problemas. Tenga por seguro que uno o varios componentes fallarán en el breve plazo y reducirá considerablemente la vida de todos los equipos. El calor mata.

10. Poner las bocinas en el suelo. A menos que se trata de grandes altavoces tipo torre (floorstanding) o de un subwoofer, usted no debe poner bocinas en el suelo, no solo son peligrosas para los niños, sino que se oyen muy mal y nunca tendrán la dispersión para cubrir un área determinada. No lo haga.

11. No ubicar las bocinas de surround. Esto es más común de lo que parece, muchos aficionados se hacen de un sistema 5.1, 7.1 o superior pero por decidía, por conveniencia o por flojera, nunca ubican los altavoces traseros o laterales donde deben ir; quedan botados por ahí junto a la TV, detrás de un mueble o encima de una repisa sin la adecuada orientación. Olvide la sensación surround de ambientación y de espectaculares efectos de sonido.

NR1604_GUI_TV_LR
12. No hacer la ubicación adecuada y calibración de todas las bocinas. Lo mismo que señalamos con la TV. Hoy día los procesadores de surround ofrecen poderosos DSP´s para calibrar y ajustar las bocinas de acuerdo a las características acústicas de la habitación. Es una plataforma basada en un chip que “estudia” las condiciones del lugar y establece respuesta de frecuencia y niveles adecuados para cada altavoz. Se realiza utilizando un micrófono de calibración. Hágalo, el cambio del sonido es como el día a la noche.

13. No prever problemas eléctricos. Es claro que la electricidad que llega a nuestros hogares no solo es inestable y “sucia”, sino que tiene “subidas y bajadas” en corriente y en voltaje que pueden estropear nuestros equipos en un segundo. No conecte sus valiosos componentes a una tira de contacto de 20 pesos. Compre un adecuado regulador de voltaje y mejor aún, un acondicionador de corriente AC y respire tranquilo. Si sospecha que hay problemas eléctricos en la instalación de su casa, recurra de manera urgente a un electricista certificado.  

Para lograr una sala de TV o un cine en casa de altas prestaciones hay que dedicarle tiempo, dinero y mucha investigación. Es posible hacerlo de manera autónoma siempre y cuando el aficionado le ponga empeño, dedicación y responsabilidad. De otra manera siempre será mejor recurrir a una empresa verdaderamente profesional en el diseño de salas de TV y de cines en casa dedicados.

Multimedia es la empresa mexicana con mayor reconocimiento, mejor reputación y más experiencia en la instalación de ensoñadores y mágicos cines en casa. Consúltanos en www.multimedia.com.mx

Leave a Reply