Contáctanos hoy.

Dinos como podemos ayudarte, estamos aqui para responder tus preguntas y asistirte con tus proyectos.

Nombre

Apellido

Teléfono

Correo

Estado

Solicitud

CotizaciónInformaciónServicioProveedorQuiero unirme al equipo

En caso de requerir cotización

Proyecto
ResidencialCorporativoGobiernoEducaciónHoteleríaSaludComercial

Tiempo estimado en el que piensa realizar su proyecto

Comentarios

Como se Enteró de Nosotros


Quiero recibir mas noticias.

Únete a nuestra lista y recibe más noticias acerca de la automatización, integración de audio y video, tecnología y tendencias.

Captura de pantalla 2018-10-24 a la(s) 09.47.49

El concepto de casa inteligente ni es nuevo ni es estático. Es una idea evolutiva que se ha ido adaptando a los tiempos. Si bien es cierto que su implementación sigue siendo para un sector de alto poder adquisitivo, la nueva casa conectada es un conjunto de espacios que privilegia la conectividad y el confort. Esto gracias a la integración de sistemas de seguridad y entretenimiento, entregando siempre control de toda la tecnología que hace funcionar una casa.

Pero veamos algunas ideas erróneas que han permeado el imaginario colectivo sobre el concepto de smart homes:

  1.  Son solo trucos. En efecto hay gadgets cuya utilidad es nula y que resultan deslumbrantes en su primer uso, pero en breve dejan de ser importantes para los habitantes del hogar. El asunto es que hay que pasar más allá de los “gadgets” para acceder a equipos que ofrezcan comodidad, ahorro de energía y que mejoren tu vida. El gadget que compraste en Amazon no lo hará.
  2. Son demasiado técnicas. Aquí está el meollo del asunto. La operación de una smart home deberá ser simple e intuitiva y debe ser entendida por niños, adultos y ancianos. Para lograrlo es posible que en el “back end” se requiera un importante esfuerzo técnico, mismo que deberán ejecutar los integradores profesionales.
  3. Son menos seguras. En realidad hablamos de tranquilidad y supervisión, no tanto de seguridad. Recordemos que ningún sistema de seguridad inteligente para el hogar es infalible. Es importante no confiarle ni cargarle por completo el tema de seguridad a los sistemas electrónicos.
  4. No tienen privacidad. Es un tema espinoso, con el que hay que andarse con cuidado. Es preciso saber dónde habrán de instalarse cámaras y micrófonos, pues pueden ser susceptibles a invasión o hackeo. También es cierto que cada día se avanza más en este tema y existen marcas muy comprometidas con encriptación de datos.
  5. Con Amazon y Google basta. Hemos de reconocer que los gigantes de la tecnología se han encargado de masificar el concepto, pero no tienen la experiencia ni la ingeniería de marcas dedicadas como Crestron y otras que ofrecen soluciones custom para integrar todos los subsistemas de una casa.
  6. Con WiFi es suficiente. Es muy cómodo acceder a los servicios mediante el WiFi, pero en domótica el cableado Ethernet sigue siendo el rey. Solo una infraestructura cableada puede asegurar la confiabilidad, seguridad, velocidad y ancho de banda necesaria para hacer que todos los sistemas AV, de entretenimiento, de CCTV y seguridad, de iluminación, control de accesos, clima y aire acondicionado, control de fugas, riesgo por aspersión y más, operen en todo momento de manera correcta.
  7. Solo los genios pueden operar un hogar inteligente. Si puedes usar un smartphone, entonces puedes administrar una smart home.
  8. Se necesitan robots. Si pensamos en robots humanoides autómatas, dejémoslo claro: estamos lejos de esas fantasías. En cambio si asumimos que convivimos con robots en nuestras computadoras, que hay robots en forma de aspiradora o que las cámaras CCTV de alta gama ofrecen un movimiento robotizado, entenderemos que la robótica y la mecatrónica está presente en nuestras vidas mucho más de lo que imaginamos.
  9. Es algo futurista. Todavía hay quien imagina una smart home como una casa llena de pantallas y controles como el cuarto de Tony Stark. En realidad, los sistemas de automatización están diseñados para integrarse en la decoración y el diseño de su hogar.
  10. No vale la pena la inversión. La implementación de sistemas smart ofrecen un valor agregado a la vivienda, pero más allá de la cuestión económica un hogar conectado entrega comodidad y control, cosas que mejoran tu estilo de vida, lo cual no tiene precio.

Captura de pantalla 2018-10-24 a la(s) 09.50.17

Si estás pensando, si estás queriendo conocer lo que un hogar inteligente puede hacer por ti, consulta a los expertos. 30 años de experiencia y soberbia reputación nos respaldan. www.multimedia.com.mx

Deja un Comentario