Contáctanos hoy.

Dinos como podemos ayudarte, estamos aqui para responder tus preguntas y asistirte con tus proyectos.

Nombre

Apellido

Teléfono

Correo

Estado

Solicitud

CotizaciónInformaciónServicioProveedorQuiero unirme al equipo

En caso de requerir cotización

Proyecto
ResidencialCorporativoGobiernoEducaciónHoteleríaSaludComercial

Tiempo estimado en el que piensa realizar su proyecto

Comentarios

Como se Enteró de Nosotros


Quiero recibir mas noticias.

Únete a nuestra lista y recibe más noticias acerca de la automatización, integración de audio y video, tecnología y tendencias.

8kimage

Por Sergio Gaitán, director de GME Aprendizaje

Wikipedia nos dice que la resolución de una imagen indica la cantidad de detalles que puede observarse en esta. Hay dos versiones de imágenes 8K, una para aplicaciones de entretenimiento —sobre todo residencial— con 7,680 x 4,320 pixeles (33,177,600 pixeles) y la otra para profesionales con 8,192 x 4320 (35,389400 pixeles).

No entraremos en aspectos técnicos, pero es necesario dimensionar las diferencias de 8K con sus hermanos menores 4K y por supuesto HD. 8K tiene 16 veces la resolución 1080P y 4 veces 4K. Hay varias maneras de dimensionar esto, pero antes de ver el lado de la apariencia de la imagen (que no calidad) veamos antes otros aspectos.

El primero y uno de los mas importantes es que la cantidad de información en una señal de este tipo es enorme, tanto que por el momento no hay fuentes de señal convencionales, como para ver películas o TV.

El segundo es que para transportar la señal se requiere una gran velocidad y precisión y por el momento (y esto no cambiara en un futuro cercano) los equipos involucrados tienen un costo elevado.

La pregunta obligada es ¿se ve mejor una TV en 8K? y no es una respuesta sencilla porque nuestros ojos no 8K Ultra HD label. High technology. LED television display. Vector illustration.ven pixeles, los elementos clave son los bastones (no perciben el color más que con poca luz) y los conos (que, si perciben el color, pero están en el centro de la retina). Uno de los ejemplos que mejor explican este fenómeno es si en una playa vemos de cerca la arena, podemos distinguir los granos de arena si no uno por uno, si para identificar que son muchos y muy pequeños. Al irnos alejando, dejamos de percibir el detalle y muy pronto llegamos a un punto en que los granos como detalle son imperceptibles. Esto significa que la distancia es el elemento clave cuando hablamos de resolución.

Y un caso de la vida real donde esto aplica es en el cine. La pantalla mide varios metros de ancho por varios de alto, y la imagen normalmente está compuesta por 2,048 x 1,080 pixeles, muchísimo menos que 4K y no se diga con 8K. En general nadie se sienta en las primeras filas, es más cuando somos los primeros en llegar buscamos un punto a la mitad de la sala o un poco más atrás de la mitad y la cantidad de pixeles que forman la imagen no afectan la percepción de calidad. El ojo humano relaciona la percepción de calidad de imagen con el contraste y no con resolución (cantidad de información).

Por otro lado, tenemos otro fenómeno de vital importancia, el avance tecnológico. Gracias a la miniaturización,  a los incrementos en las velocidades de proceso y enorme capacidad de almacenamiento, hoy se llega a cosas que hace solo unos pocos años eran impensables. Al grado que para los fabricantes hoy es más sencillo y eficiente en costos tener una sola línea de producción de TVs 4K que una de HD y otra de 4K y no se diga de 8K y con esto resulta más caro y menos costoso fabricar 4K y eventualmente lo será para 8K.

LG 8kPero de ahí a que para usos generales a nivel residencial una TV 8K sea o se vea mejor que resoluciones menores hay una gran diferencia. En mi opinión, 8K dará al menos en sus primeros años grandes beneficios en unas pocas, poquísimas aplicaciones, como medicina, donde el detalle es crítico y por supuesto videojuegos donde no solo hay contenido, también hay tarjetas de gráficos de alto desempeño que hacen lucir esas imágenes como si uno estuviera asomado por una ventana.

Por supuesto que 8K no es malo ni es que lo cuestionemos, es que tal vez es demasiado temprano, tal vez lo que los fabricantes anuncian y lo que las empresas que crean el video que veremos, no tienen el mismo enfoque.

Como conclusión, nos guste o no, la TV de 8K llegará y esto será como una aplanadora… aunque tal vez el usuario en realidad no tenga un gran beneficio por su inversión, al menos hasta que la disponibilidad de materiales producidos en 8K sea la de nuestro interés.

 

Join the discussion One Comment

Deja un Comentario