Contáctanos hoy.

Dinos como podemos ayudarte, estamos aqui para responder tus preguntas y asistirte con tus proyectos.

Nombre

Apellido

Teléfono

Correo

Estado

Solicitud

CotizaciónInformaciónServicioProveedorQuiero unirme al equipo

En caso de requerir cotización

Proyecto
ResidencialCorporativoGobiernoEducaciónHoteleríaSaludComercial

Tiempo estimado en el que piensa realizar su proyecto

Comentarios

Como se Enteró de Nosotros


Quiero recibir mas noticias.

Únete a nuestra lista y recibe más noticias acerca de la automatización, integración de audio y video, tecnología y tendencias.

La iluminación es un asunto de calidad y no solo de ahorro

hearthomemagazine

A medida que la revolución del LED madura y la tecnología se acerca a su límite práctico de eficacia, la conversación está cambiando de la eficiencia energética a la calidad de la iluminación. Esta conversación va más allá de los watts y los foot candels para incluir el confort visual, la percepción del espacio y los objetos, el parpadeo, el color, la estética y más, logrado a través de la calidad del diseño y los productos.

Texto original escrito en inglés por Craig DiLouie; publicado en diciembre de 2019 en el sitio: Electrical Contractor https://www.ecmag.com/section/lighting/its-question-quality-lighting-upgrades

 

¿Por qué es esto importante? La luz es mucho más que la visión, aunque la agudeza visual es importante. Con un buen diseño, la iluminación puede satisfacer a los usuarios, dirigir la atención, crear una jerarquía visual en un espacio, embellecer los paisajes nocturnos urbanos, hacer una declaración arquitectónica estética y más.

 

El desafío en una actualización de la iluminación, e incluso en muchos proyectos de nueva construcción y renovación, es la dificultad de cuantificar los beneficios. Un watt ahorrado es fácil de comunicar y construir así un retorno de la inversión. Sin embargo, el valor de una iluminación de calidad puede superar con creces cualquier ahorro de energía.

 

Si observamos la regla empírica del 3/30/300 (servicios públicos/bienes inmuebles/empleados) del costo de funcionamiento de un pie cuadrado de espacio de un edificio comercial, una reducción del 50+% en los costos de energía puede ser sustancial, pero incluso una modesta reducción en los bienes inmuebles o una mejora en la producción de los empleados es mucho mayor.

 

Los elementos clave de la iluminación eléctrica de calidad en la práctica se centran en la calidad del color, el parpadeo, el confort visual, la distribución de la luz y la salud y el bienestar. La calidad del color es capturada por métricas que definen la fidelidad del color, la cromaticidad y la saturación. El parpadeo es un indicador de la estabilidad de la salida de luz. El confort visual implica proporcionar un contraste de brillo agradable en el campo de visión. La distribución de la luz define hacia dónde se dirige la luz y a qué intensidad. Y la iluminación para la salud y el bienestar implica la luz del día, las vistas y las estrategias de iluminación circadiana emergentes.

 

Para los contratistas eléctricos, la comprensión de los principios de la iluminación de calidad puede facilitar la instalación y la puesta en marcha que apoye los objetivos de diseño de la iluminación de calidad. Para aquellos que proporcionan servicios de diseño, mejorar su educación sobre la iluminación de calidad puede diferenciarlos de la competencia y apoyar una gama más amplia de proyectos.

 

Referencias

 

Los sistemas de clasificación de edificios y productos que anteriormente se centraban en la eficiencia energética para obtener beneficios energéticos y de sostenibilidad ahora reconocen cada vez más la importancia de la calidad de la iluminación. Entre ellos se encuentran la Lista de Productos Cualificados del Consorcio DesignLights (DLC), el sistema de clasificación de edificios ecológicos del Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED) y la norma de construcción WELL.

 

DLC: Las listas de productos calificados del DLC de productos LED y sistemas de control de iluminación en red ofrecen un recurso a la industria para la obtención de productos y a numerosas empresas de servicios públicos y organizaciones de eficiencia energética para calificar productos para programas de reembolso. En 2019, el DLC lanzó su Versión 5.0 de Requisitos Técnicos, que incorpora un nuevo y sustancial énfasis en la calidad de la iluminación de los productos LED que buscan ser incluidos en la Lista de Productos Calificados. Entrará en vigor en 2020.

LEED: La versión 4 de LEED incluye dos opciones relacionadas con la calidad de la iluminación interior, cada una de ellas valorada en un punto LEED en el sistema de clasificación de edificios ecológicos. La primera opción es dar a los usuarios el control local de su iluminación en por lo menos el 90% de los espacios ocupados, por zonas y con al menos una opción de nivel de luz entre encendido y apagado total. LEED hace hincapié en las luminarias y lámparas de bajo brillo; clasificación del índice de reproducción cromática (CRI) de 80+ con pocas excepciones; iluminación indirecta (sólo el 25% de la iluminación instalada puede tener una distribución sólo directa); paredes y techos iluminados; y superficies, muebles y tabiques móviles reflectantes. En otras secciones de LEED se hace hincapié en la iluminación diurna y las vistas.

 

WELL: Creado en 2013 por el Instituto Internacional de Construcción WELL, el Estándar de Construcción WELL proporciona un sistema de clasificación de edificios similar al de LEED, centrado en el bienestar en lugar de la sostenibilidad. Las características de la versión 2.0 de WELL incluyen un espectro de características de iluminación que abordan la calidad de la misma. Con unas pocas excepciones, toda la iluminación debe tener un CRI (índice de reproducción cromática) de 90+; 80+ con un R9 (rojo saturado) de 50+; o tener un índice de fidelidad media (Rf) IES TM-30 de 78+ y un índice de saturación media de 100+. La iluminación debe funcionar dentro de una frecuencia designada para minimizar el parpadeo en una amplia gama de atenuación o demostrar de otra manera un riesgo de parpadeo bajo. Con la excepción de los washers y la iluminación decorativa, las luminarias deben ser puramente indirectas en la distribución óptica, tener un índice de deslumbramiento unificado apropiado para la altura de montaje, estar debidamente protegidas o emitir un nivel de brillo aceptable.

 

Y WELL 2.0 fomenta una iluminación que sea sintonizable por los usuarios y automatizada para satisfacer las necesidades visuales y circadianas del usuario; se debe disponer de una iluminación de tareas suplementaria que pueda aumentar los niveles de luz al menos al doble de los niveles recomendados.

 

Si bien estos sistemas de clasificación no cuentan toda la historia de la calidad de la iluminación -que puede entenderse mejor a través de la educación de organizaciones como la Sociedad de Ingeniería de la Iluminación (IES)-, proporcionan una hoja de ruta para los diseñadores que no se dedican a la iluminación y una orientación para los CE que diseñan la iluminación.

 

Texto original escrito en inglés por Craig DiLouie; publicado en diciembre de 2019 en el sitio: Electrical Contractor https://www.ecmag.com/section/lighting/its-question-quality-lighting-upgrades

 

 

 

Deja un Comentario