Contáctanos hoy.

Dinos como podemos ayudarte, estamos aqui para responder tus preguntas y asistirte con tus proyectos.

Nombre

Apellido

Teléfono

Correo

Estado

Solicitud

CotizaciónInformaciónServicioProveedorQuiero unirme al equipo

En caso de requerir cotización

Proyecto
ResidencialCorporativoGobiernoEducaciónHoteleríaSaludComercial

Tiempo estimado en el que piensa realizar su proyecto

Comentarios

Como se Enteró de Nosotros


Quiero recibir mas noticias.

Únete a nuestra lista y recibe más noticias acerca de la automatización, integración de audio y video, tecnología y tendencias.

Middle school students in a classroom. Picture on slide was taken at the shoot.

¿Te has preguntado cómo regresaremos a la escuela presencial? ¿Qué medidas tienen que tomar las instituciones para minimizar los riesgos de alumnos y maestros? Lo que tenemos claro es que muchas acciones habrán de cambiar: habrá que apostar por clases híbridas (parte virtual, parte presencial), grupos reducidos, separación considerable entre mesas, sillas o pupitres; además deberíamos incentivar la voz moderada, sin gritos y aspavientos. Las clases de canto probablemente sean en lugares abiertos y durante algún tiempo —incluso cuando los semáforos de salud se ubiquen en “verde”—habrá que evitar “equipos” o “teambacks”. Pero los sistemas de audio vienen al rescate. Revisemos algo de los CADS (classroom audio distribution system).

El siguiente texto es un documento preparado por la Asociación de Audiología Educativa en Estados Unidos, la cual es una organización internacional de audiólogos y profesionales afines que prestan una amplia gama de servicios de audición a todos los niños, en particular a los que se encuentran en entornos educativos. El documento original en inglés aparece en: https://www.edaud.org/position-stat/18-position-08-20.pdf

 

Covid-19: El uso de los sistemas de distribución de audio en el aula (CADS) para mejorar el acceso auditivo de todos los estudiantes

La pandemia de Covid-19 ha dado lugar a la necesidad de distanciamiento físico y a la utilización de coberturas faciales para el aprendizaje en persona. Estos requisitos reducen la función de comunicación de todos los estudiantes.

Además, las coberturas faciales tienen el potencial de aumentar la tensión vocal del profesor como resultado de hablar más fuerte para compensar las mascarillas y el distanciamiento. Los estudiantes con audición reducida suelen utilizar la tecnología de micrófonos remotos acoplados a sus dispositivos auditivos personales para mejorar el acceso auditivo a la instrucción.

En estos casos, un sistema de distribución de audio en el aula (CADS) transmite la voz del profesor a un altavoz para apoyar a los estudiantes típicamente oyentes que ahora se enfrentan a un acceso auditivo reducido impuesto por la distancia y las cubrebocas.

 

  • Las investigaciones han demostrado que el uso de coberturas faciales reduce la claridad de la señal del habla. El acceso a un habla clara, incluyendo consonantes de alta frecuencia suaves (como “P”, “SH”, “F” y “S”), es fundamental para el desarrollo temprano del lenguaje y la alfabetización de los niños, así como para su rendimiento académico general.
  • La acústica básica del habla muestra que cuanto mayor es la distancia entre el hablante y el oyente, el mensaje se vuelve más difícil de escuchar y comprender para los individuos. Cuando se introduce ruido de fondo, la comunicación oral se hace aún más difícil tanto para el oyente como para el hablante. Los niños más pequeños, los estudiantes de inglés y los estudiantes con problemas de audición, lenguaje o aprendizaje se encuentran en una desventaja aún mayor.
  • La mayor parte del día escolar de un estudiante, hasta un 56%, se dedica a actividades de escucha. El propósito de un sistema de distribución de audio en el aula (CADS) es distribuir uniformemente las comunicaciones habladas y el contenido curricular en todo el espacio de aprendizaje o el aula. El uso de CADS mejora la relación señal-ruido general; de este modo, proporciona a los alumnos un mejor reconocimiento del habla y, por lo tanto, una mayor oportunidad de aprender.
  • Las aulas con múltiples superficies duras suelen causar “reverberación” que unifica los sonidos del habla y dificulta su comprensión. En algunas situaciones, la mala acústica puede verse exacerbada por el CADS . Los audiólogos educativos empleados por, o contratados por los sistemas escolares, tienen la experiencia y el equipo para medir la reverberación y asegurar que el aula se beneficiará de los CADS.

Cómo funciona el CADS:

1) El maestro usa un micrófono inalámbrico llamado transmisor. Un micrófono de paso separado es compartido por los estudiantes. Las precauciones especiales de seguridad de COVID necesitarán ser instituidas a menos que los estudiantes estén usando cubiertas de cara.

2) La señal de sonido se envía desde el transmisor directamente a los altavoces dentro del espacio de aprendizaje, distribuyendo el sonido uniformemente alrededor del aula. Los CADS a batería son particularmente eficaces en los espacios exteriores para mitigar el ruido de fondo y la distancia.

Ventajas de un sistema CADS 

  • Reducir la tensión vocal y la fatiga del profesor 
  • Reducir la fatiga auditiva y mejorar la atención del alumno
  • Mejorar el acceso auditivo a la instrucción para TODOS los estudiantes (es necesario considerar la compatibilidad con la tecnología de asistencia auditiva específica utilizada por los estudiantes sordos o con problemas de audición)
  • Reducir el estrés de la clase y los problemas de comportamiento
  • Mejorar la participación, la interacción y el aprendizaje en el aula

Imagen2 de COVID-CADS, página 1 

MULTIMEDIA es una empresa mexicana pionera en sistemas de integración de tecnologías. Nos encuentras en www.multimedia.com.mx

Deja un Comentario