Wellness y acústica, detalles que no sabías y que cambian tu vida |

Contáctanos hoy.

Dinos como podemos ayudarte, estamos aqui para responder tus preguntas y asistirte con tus proyectos.

Nombre

Apellido

Teléfono

Correo

Estado

Solicitud

CotizaciónInformaciónServicioProveedorQuiero unirme al equipo

En caso de requerir cotización

Proyecto
ResidencialCorporativoGobiernoEducaciónHoteleríaSaludComercial

Tiempo estimado en el que piensa realizar su proyecto

Comentarios

Como se Enteró de Nosotros


Quiero recibir mas noticias.

Únete a nuestra lista y recibe más noticias acerca de la automatización, integración de audio y video, tecnología y tendencias.

Wellness y acústica, detalles que no sabías y que cambian tu vida

El término Wellness define el bienestar como la búsqueda activa de actividades, elecciones y estilos de vida que conducen a un estado de salud integral. El bienestar no es un estado pasivo o estático, sino más bien una “búsqueda activa” que se asocia con intenciones, elecciones y acciones vinculadas a la salud integral más allá de la salud física he incorpora muchas dimensiones diferentes que deben funcionar en armonía.

Texto con información del artículo Serenity Now! Bad Home Acoustics Lead to Negative Health Consequences Over Time

 

El concepto “wellness” o de bienestar abarca diversos enfoques, por lo que suele dividirse en siete áreas o dimensiones básicas que van desde lo meramente físico, emocional e intelectual, hasta lo que se relaciona con el aspecto social, espiritual, el entorno ambiental y lo ocupacional.

Variados son los estudios que buscan comprobar diversas hipótesis sobre la afectación del sonido en el estado emocional y conductual de las personas; se han popularizado las apps y contenidos en las plataformas de streaming con playlists que prometen ser el fondo musical ideal para relajarse, meditar o concentrarse en para realizar esa tarea específica.

alex-shaw-LzrI5kLER7Y-unsplash

La acústica es crucial para la salud y el bienestar a largo plazo, y los propietarios de viviendas son cada vez más conscientes de ello debido a la pandemia. El COVID ha hecho que no sólo se fijen en su salud por razones obvias, sino que les ha obligado a pasar mucho más tiempo en casa, creando condiciones que coinciden para fomentar la conciencia del bienestar en el hogar. Desde la calidad del aire y del agua en el interior de la casa hasta la iluminación del ritmo circadiano, pasando por la acústica, el diseño biofílico (una corriente de la arquitectura que apuesta por reestablecer estos vínculos entre la naturaleza y el ser humano) y la cinematerapia, las familias se están dando cuenta de todas las formas en que su hogar puede contribuir o perjudicar a la buena salud.

Hasta ahora, los esfuerzos realizados por los distintos gremios para controlar el sonido en el hogar eran limitados porque el sonido no se ve, y si no es visual o táctil, no resuena. Asimismo, los fabricantes de tecnología de bienestar y los proveedores de servicios modernos no abordan la acústica, sino que se centran en el agua, la calidad del aire y la iluminación como la trinidad del bienestar en el hogar. Pero la acústica juega un papel dramático.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado estadísticas y estudios que demuestran lo grave que es el efecto del ruido en nuestra salud. Según la OMS, el ruido excesivo “perjudica gravemente la salud humana” e interfiere en las actividades diarias de las personas en la escuela, el trabajo, el hogar y el tiempo de ocio. Puede perturbar el sueño, causar efectos cardiovasculares y psicofisiológicos, afectar a la audición, reducir el rendimiento y provocar respuestas de molestia y cambios en el comportamiento social. La Agencia de Protección del Medio Ambiente en EUA, en virtud de la Ley de Aire Limpio, también ha creado la Oficina de Reducción y Control del Ruido (ONAC) para llevar a cabo investigaciones y estudios sobre el ruido y su efecto en la salud y el bienestar públicos.

Un entorno ruidoso puede provenir de diversos factores en el hogar, como el funcionamiento del sistema de calefacción y aire acondicionado o el zumbido de un dimmer. Pero también hay otros ruidos, como los ladridos de los perros o los gritos de los niños, y todos tienen un efecto en los niveles de estrés diarios.

toa-heftiba-gxVG_bB2Fqo-unsplash

Otro efecto social secundario de COVID es el interés por los espacios de actuación en casa, ya que las salas de conciertos de todo el mundo siguen cerradas. Con un sistema de audio de alto desempeño bien diseñado que incluya el diseño acústico, los propietarios de viviendas pueden producir mini-conciertos para la familia o los amigos que han estado en cuarentena. Esto forma parte de la nueva normalidad de la música en directo, todo ello vinculado a la socialización y la conexión humana, un elemento clave para la salud holística.

Una inversión en acústica supone algo más que un aumento del valor de su vivienda; es una inversión en su salud. La serenidad y la salud a largo plazo de los habitantes, la prevención de enfermedades relacionadas con el estrés y el confort general no tienen precio… eso es bienestar.

 

En MULTIMEDIA entendemos las necesidades holísticas de nuestros clientes y conectamos la búsqueda del bienestar con la tecnología transparente y oculta a la vez. Escríbenos a contacto(@)multimedia.com.mx o visita www.multimedia.com.mx

Deja un Comentario