¿De dónde sale la música que escuchas en los espacios comerciales? Cinco conceptos básicos que debes conocer |

Contáctanos hoy.

Dinos como podemos ayudarte, estamos aqui para responder tus preguntas y asistirte con tus proyectos.

Nombre

Apellido

Teléfono

Correo

Estado

Solicitud

CotizaciónInformaciónServicioProveedorQuiero unirme al equipo

En caso de requerir cotización

Proyecto
ResidencialCorporativoGobiernoEducaciónHoteleríaSaludComercial

Tiempo estimado en el que piensa realizar su proyecto

Comentarios

Como se Enteró de Nosotros


Quiero recibir mas noticias.

Únete a nuestra lista y recibe más noticias acerca de la automatización, integración de audio y video, tecnología y tendencias.

¿De dónde sale la música que escuchas en los espacios comerciales? Cinco conceptos básicos que debes conocer

petr-sidorov-kKscQ9w7SuY-unsplash

Aunque la pregunta debería ser ¿de donde debería venir esa música? De acuerdo con las leyes mexicanas, los hoteles, restaurantes y bares (además de otros sitios de entretenimiento abiertos al público) deben de pagar regalías por la música que se reproduzca en sus espacios pues se considera que existe un beneficio, un lucro por su uso comercial y público.

Así, deben pagarse licencias comerciales a las diferentes sociedades encargadas a ello como la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE –España), Editores Mexicanos de Música AC (EMMAC), la ASCAP (American Society of Composers, Authors & Publishers -EUA), BMI (Broadcast Music Inc), PRS (Performing Rights Society –Reino Unido) y varias más. Existen empresas gestoras que se dedican a cubrir las tareas legales y administrativas a este respecto.

 

No hacer estos pagos puede ocasionar multas y muchos inconvenientes sobre todos en hoteles y restaurantes, tanto que pueden ser objeto de fuertes sanciones.

 

También existe música libre de derechos o música dentro algunas plataformas, la cual ya pagó licencia de uso comercial, tal es el caso de servicios como Soundtrack your Brand

 

samantha-gades-7J4T1XzpJgU-unsplash

 

Tampoco podemos olvidar que cada vez más artistas suben contenido musical bajo nuevos esquemas de derechos de autor como Creative Commons que ofrecen al autor de una obra una forma simple y estandarizada de otorgar permiso al público en general de compartir y usar su trabajo creativo bajo los términos y condiciones de su elección o Copyleft la cual tiene el objetivo de permitir la libre distribución de copias y versiones modificadas de una obra u otro trabajo, exigiendo que los mismos derechos sean preservados en las versiones modificadas.

 

La música instrumental es la más adecuada para ambientes de oficina, digamos que de algún modo es universal. Sin embargo, las empresas actualmente quieren mayor especialización en el tipo de música que quieren y con que fines.

Existen plataformas digitales cuyo objetivo es proporcionar música funcional, es decir la ambientación musical adecuada a cada establecimiento.

renee-thompson-BQKLxP-c4S0-unsplash

 

Sin embargo, la música solo es una parte de la estimulación progresiva, se trata de generar ambientes sonoros que compensen la energía que los trabajadores gastan en un tiempo y en un espacio determinado. Para llegar a esto se necesitan verdaderos estudios científicos.

 

Si bien es cierto que hay plataformas que producen música para elevar la productividad, desde hace dos décadas se habla del branding auditivo. Las empresas y las marcas necesitan tener una firma musical, un caudal artístico que los identifique y que tenga coherencia con su filosofía comercial.

matheus-ferrero-r4TcI0Yo_rw-unsplash

 

¿Qué pasa cuando no atiendes la programación música en tu negocio? Veamos estos cinco conceptos básicos que debes conocer sobre música para fines comerciales:

1. La música genera experiencias. En una tienda, por ejemplo, la gente realiza sus compras basada en emociones. La música conecta experiencias con emociones y recuerdos.

2. Tener música programada a conciencia y un sistema de audio de alta calidad realmente ayuda a que la gente se sienta a gusto en un lugar sea para interactuar, comer, trabajar o comprar.

3. Puedes hacer un playlist para tu goce personal en iTunes, Spotify o en YouTube, el cual tendrá la misión de entretenerte o divertirte. Eso no es funcional para una empresa de decenas, cientos o miles de empleados, menos si se trata de una compañía con varias sucursales.

4. Si dejas que los empleados pongan la música de tu negocio, seguramente tendrás muchos problemas. Será una torre de Babel, un caos. Los gustos son tan diversos que no podrás generar el sentido de identidad, pero además te expones a que llegue alguien con mal de amores y te ponga música grupera para adoloridos y ahuyente eficazmente a tus clientes.

5. Puedes optar por generar una programación musical específica a través de gente con vasto conocimiento musical y con un agudo sentido de los efectos que la música produce en la gente. Es una combinación entre melómano, psicólogo y DJ. Para ello, necesitar a) tener un empleado cuyo trabajo sea la curaduría de la música o b) contratar una plataforma de entre muchas como Soundtrack Your Brand, Activaire, Atmosphere by Kollekt.fm, Backgrounds, Cloud Cover Music, Custom Channels, Deliver Media, Epidemic Spaces, hotelradio.fm, Jukebox Music for Business, Qsic, Radioshop, Rockbot, SoundMachine, Soundsuit.fm, storePlay, tonique y más.

 

Ahora ya sabes que la música que fluye en tu negocio puede marcar positiva o negativamente la experiencia de tu cliente.

eric-nopanen-8e0EHPUx3Mo-unsplash

 

En MULTIMEDIA somos expertos integradores de tecnología para negocios y comercios, déjanos ser tu socio de confianza en tus proyectos. Escríbenos a contacto@multimedia.com.mx o visita www.multimedia.com.mx

Deja un Comentario