logo multimedia

Protección anti-copias en 4K, Hollywood se defiende

 hdcp

Parecería que estamos hablando de un tema de los noventa, cuando con la llegada del DVD, la industria del cine se concentró en atacar a piratas y a consumidores por igual. Y es que los medios digitales son susceptible a copiar. Por más protección que les pongan, siempre habrá geniecillos del software que puedan romper los códigos de seguridad.

Así sucedió con las cintas VHS que tenían un sistema anti-copias llamado Macrovision, el DVD tiene su código CSS (Content Scrambling System) y hoy día las fuentes digitales de alta definición se sujetan a HDCP, las siglas de High Bandwidth Digital Content Protection.

La industria cinematográfica busca que las películas que están en cartelera no puedan visualizarse al mismo tiempo en una televisión en casa. Tampoco quieren que los estrenos en Estados Unidos estén al mismo tiempo que en el resto del mundo. Es evidente que quieren pago por regalías por cada película que se reproduzca en cada dispositivo, llámese Blu-Ray, Set-top box, smartphone, Tablet o aquellas que se proyectan dentro de los servicios de vídeo de streaming como Claro-Video, Netflix o Hulu. Pero siempre habrá consumidores que quieran saltarse las reglas y copiar contenidos para luego distribuirlos a través de Internet, algunos de manera gratuita y otros obteniendo beneficio económico de ello (publicidad, tráfico, etcétera).

Si, es el cuento de nunca acabar. La industria genera protecciones y los usuarios expertos o los hackers quiebran esos intentos. Sobra decir que hoy es relativamente fácil copiar un DVD o un Blu-ray original.

En estos meses ya empezamos a escuchar sobre HDMI 2.0 y HDCP 2.2, acrónimos a los cuales inicialmente el usuario final no hace caso y que sin embargo en el breve plazo podría provocar dolores de cabeza.

HDCP fue creado por Intel y HDCP 2.2 es la última evolución de la protección anti-copias. Fue diseñado para crear una conexión segura entre una fuente y un display, esto con la intención de no conectar un dispositivo de grabación que haga copias del contenido. Cabe acotar que el famoso DRM (Digital Rights Management) es una encriptación del contenido en si y depende del disco (o archivo) y no del hardware. Ambos sistemas actúan por separado. Al HDCP no le importa lo que transporta, simplemente se encarga que la transferencia sea segura.

Cabe acotar que HDCP no solamente tiene que ver con HDMI, de hecho está implementado en DVI, en DisplayPort y hasta en USB. A fin de cuentas la industria del cine se tiene que proteger por cualquier medio. El HDCP es un estándar de protección de contenidos contra copias no autorizadas.
La fuente intercambia llaves de encriptación con el monitor en lo que se conoce como handshake; si las llaves no concuerdan, no se obtiene imagen.
HDCP crea claves cifradas entre la pantalla y el emisor, de manera que se evita la copia no autorizada de contenidos. Si nuestro televisor no acepta este estándar no podrá reproducir los contenidos 4K ya que no establecerá la conexión cifrada segura.

HDCP 2.2 tiene que ver exclusivamente con contenidos 4K Ultra HD. No actúa sobre los contenidos actuales en Full HD o 1080p. El asunto es que hay que tener cuidado cuando compremos una nueva televisión o proyector con soporte para 4K UHD. Éste debe contar con entradas certificadas HDMI 2.0 y con soporte HDCP 2.2. De otra manera, cuando lleguen los contenidos 4K UHD de manera masiva tendremos constantes problemas de compatibilidad.

Es preciso decir que algunas televisiones económicas que se anuncian como 4K compliant no soportan HDCP 2.2. Lo mismo sucede receptores surround multicanal que dicen ser compatibles con 4K y que -aunque parezca raro- si tienen entrada HDMI 2.0 pero sin HDCP 2.2. Incluso hay que prever esta característica en soundbars y soundbases.
Hoy día una buena recomendación en cuanto a receptores sería la novísima serie 10 de Marantz (SR5010, SR6010 y SR7010), la gama Slim (NR1606 y NR1506) así como los preamplificadores-procesadores como el AV8802a y el AV7702MKII. Todos ellos poseen entradas HDMI 2.0 y cumplen con el soporte para HDCP 2.2 por lo que funcionan perfecto en Full HD y en el mundo de contenidos 4K UHD que se avecina.

Si en el futuro compramos un reproductor para sacarle todo el partido a la resolución de nuestro televisor, pero los contenidos que reproducimos resultan no ser compatibles con este estándar no podremos disfrutar de dichos contenidos a la máxima calidad de imagen.

www.multimedia.com.mx

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net